miércoles, 26 de septiembre de 2012

Segundas partes nunca fueron buenas

En este caso no voy a hablar ni de viajes, ni de curiosidades ni de placeres de la vida, esta vez voy a contar lo que me pasó ayer en el curro. En el blog que teníamos algunos compañeros de mi ex-empresa ya conté algo que me pasó hace unos años, lo de ayer se puede considerar una segunda parte. La primera la podeis leer aquí: http://igysusamigos.blogspot.com/2009/11/owned.html y ya de paso os podeis echar bastantes risas leyendo todo el blog, aunque a veces como se suele decir "no es lo mismo contarlo que verlo/vivirlo".



Pongámonos en faena, andaba yo jugueteando con mi PC y viene mi manager y me dice en plan cachondeo (palabras textuales pero en inglés):
Jefe_A: Como veo que estás un poco aburrido hoy vas a ir al Ministerio de ************.
Yo: (risas) claro claro.
Jefe_A: No te rías que va en serio.
Yo: ¿Para hacer qué?
Jefe_A: Nada, parece ser que quieren cambiar algunos contenidos del portal y como el único que sabe está de vacaciones pues tiene que ir álguien.
Yo: ¿Y por qué no vas tú? Por que si hay que cambiar algo del servidor no tengo ni idea de como lo montáste.
Jefe_A: Es que yo tengo otras cosas que hacer (excusa bastante pobre, las he oído mejores).

Total que ahí voy yo, con mi vaqueros, barba de n-días cuando n tiende a dos semanas como mínimo, zapatillas modelo Chus y una libreta por si las moscas, suerte que llevaba una camisa encima de mi camiseta de Rawmatroid. Después de recorrerme media ciudad y 3 edificios encuentro a la mujercilla a la que tenía que ayudar. La acompaño escaleras arriba y de pasillo en pasillo, de pronto una extraña sensación me estremece, veo que se dirige a un despacho que me sonaba, ese camino me era familiar de otra vez que fuímos y ...










... bingo! era el despacho de la viceministra, nada más y nada menos, era ella la que quería cambiar contenido. Y a su lado sus 3 asistentes (la típica que se ríe de todas sus gracias, el típico que quiere ocupar el puesto de la jefa y la jovencilla que trae los cafés, tal cual), 3 mujeres que no conocía de nada y la chiquilla de informática con la que había quedado. Mi cara de estupor era claramente de nivel inferior a la de los presentes al verme aparecer de esa guisa y ya cuando les expliqué que no tengo el nivel necesario de turco para entender toda la conversación ni os cuento xD

Al final yo quede como un señor porque actué de maravilla haciendo como que sabía de que hablaban pese a que estaba en mi mundo (años de entrenamiento) e incluso me reía de las gracietas de la jefaza. Les ayudé en lo poco que me necesitaban y fuera. Pero dudo yo que la empresa haya salido muy bien de esto, así que el owned esta vez va para ellos.

Mi manager me comentó que como era tarde, después de ir allí podría irme a casa pero la parte mala es que al salir no llevaba conmigo ni mi reproductor de música ni mi ebook para hacer ameno el camino a casa, y es que como me dijo Pako un día en Grecia, nunca te olvides de coger el ebook!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada